CONSEJOS SALUDABLES

Tú me proteges, yo te protejo

Tú me proteges, yo te protejo

Si eres una persona sana elige las mascarillas higiénicas o quirúrgicas: reducen el riesgo de contagio.

Si eres una persona vulnerable o enferma, tengas o no síntomas, elige las mascarillas quirúrgicas.

Si vas a utilizar mascarillas FFP2, evita las que tienen válvula de exhalación.

No utilices la mascarilla más de 4 horas. Cámbiala desde que esté húmeda o deteriorada: tírala en el contenedor de fracción resto (basura normal).

Si utilizas mascarilla higiénica reutilizable, lávala con agua y detergente a 60ºC o 90ºC en un ciclo normal de lavadora, o bien sumérgelas durante 30 minutos en agua tibia con lejía diluida. Después lávala bien con agua y jabón, aclara y deja secar.

Para ponértela adecuadamente:
• Lávate las manos con agua y jabón
• Cógela por las bandas elásticas
• Colócala sobre nariz, boca y barbilla
• Coloca las bandas elásticas detrás de las orejas
• Pellizca la pinza nasal para ajustarla bien
• Evita tocar la mascarilla y, si lo haces, lávate las manos

Para quitártela adecuadamente:
• Lávate las manos con agua y jabón
• Retírala agarrándola por las bandas elásticas
• Si estás sano/a, ponla en la bolsa de fracción resto (basura normal)
• Si estás infectado/a, ponla en una bolsa de plástico cerrada y esta a su vez en la bolsa de fracción resto (basura normal)
• Lávate las manos con agua y jabón

COMPARTE ESTE CONSEJO

CONSEJOS

relacionados

Tags: