PROTECCIÓN SOLAR

La exposición al sol sin protección o con una protección inadecuada provoca daños que se acumulan día a día en la piel y puede producir enfermedades graves como el cáncer de piel. Esto, unido al aumento de otras patologías menores como la intolerancia al sol o las alergias solares, hace que la prevención adquiera una importancia fundamental entre los consejos para un verano saludable.

Debemos establecer hábitos y conductas que prevengan la exposición excesiva a las radiaciones solares no solo en playas, piscinas y montaña, sino también al practicar actividades físicas o deportivas al aire libre.

La población con mayor riesgo de efectos perjudiciales en caso de exposición solar es la que presenta una o varias de estas características:

 

  • Piel muy blanca (se queman con facilidad y casi nunca se ponen morenas), son principalmente las personas rubias o pelirrojas.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel.
  • Historia de exposición solar frecuente los primeros años de la vida.
  • Lunares “raros” o en gran número.
  • Personas pecosas.

CONSEJOS SALUDABLES

PROTECCIÓN SOLAR